Convocatoria a presentar artículos

2017-10-16
Salvo ciertos lobbies con intereses bien situados (por ejemplo, en el sector de los combustibles fósiles), existe un consenso acerca de los cambios en los patrones y procesos meteorológicos en la Tierra. Cada nuevo informe del Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés), ratifica esa situación y arroja escenarios preocupantes, en especial para zonas como islas o montañas. De allí que, por lo menos desde hace 20 años, se vienen generando acuerdos mundiales sobre cambio climático, aunque no necesariamente hayan tenido éxito; por el contrario, ha tendido a intensificarse. Entre las fuerzas que generan ese cambio se incluyen el consumo de energías no renovables, ciertos usos de suelo (deforestación, ganadería), botaderos de basura o rellenos sanitarios, y por supuesto, el desconocimiento y negacionismo. Hoy día, el cambio climático es el mayor factor de riesgo para las sociedades humanas, dado que las amenazas asociadas son complejas: cambios en los patrones de temperatura y precipitación (en la tierra y el mar), alteración de regímenes hídricos, intensificación de fenómenos como huracanes, subida del nivel del mar, retroceso de glaciares, expansión del rango de distribución de enfermedades, entre otros. Ante ello se han propuesto sobre todo dos grandes estrategias: mitigación y adaptación. La primera tiene que ver con un cambio en la intensidad y cantidad de emisiones de gases, transiciones energéticas, captura de carbono, entre otros aspectos. La adaptación, por su parte, tiene que ver con las formas de aprender a vivir con el cambio y la incertidumbre, por ejemplo, mediante infraestructuras (como diques para contener la subida del mar o reservorios de agua dulce), adaptación de cultivos, conservación de ecosistemas, entre otros. Sobre la adaptación se han propuesto enfoques teóricos como el de Adaptación Basada en los Ecosistemas, Co-manejo adaptativo, Adaptación Basada en Comunidades y Conocimiento Tradicional. Con dichas ideas en mente, en este dossier convocamos artículos en los que se reflexione sobre aspectos de la adaptación ante el cambio climático, que incluyen, entre otros, los siguientes: Análisis de políticas orientadas a la adaptación ante el cambio climático. Investigaciones sobre experiencias que, desde diferentes abordajes, hayan propendido a una adaptación ante los impactos del cambio climático. Estudios sobre las diferencias en las capacidades de adaptación (por cuestiones económicas, género, edad, ubicación, etc.). Interacciones entre adaptación y mitigación. Las propuestas para el dossier se receptarán hasta el 31 de marzo de 2018, aunque aclaramos que Letras Verdes recibe, durante todo el año, artículos sobre temas socioambientales (no relacionados con el dossier) para las secciones Ensayo y Actualidad. Los artículos aceptados serán publicados en la edición no. 24 de Letras Verdes, en septiembre de 2018. Para mayor información sobre las normas de publicación, visite http://revistas.flacsoandes.edu.ec/letrasverdes/about/submissions#authorGuidelines o escríbanos a letrasverdes@flacso.edu.ec